martes, 2 de abril de 2019

Basado en ....... A todos los chicos de los que me enamoré



Sinopsis: La joven Lara Jean Covey se ha dedicado durante toda su vida a escribir cartas a todos esos chicos con los que tuvo una relación fallida o ni siquiera consiguió tener algo. Todas esas cartas las guarda en una caja que solo ella conoce. Un día, todas esas misivas de amor (o desamor) son entregadas a los chicos a los que iban dirigidas misteriosamente. Ahora Lara tendrá que enfrentarse a sus amores pasados y a la reacción de ellos y de toda la gente de su alrededor que se entera. 

Normalmente soy de las que primero se leen el libro y luego ven la película o la serie, pero esta vez debo reconocer que el libro no me llamaba nada de nada la atención y dadas las buenas críticas de la película, una noche tonta, Netflix la trajo a mi vida.

Es que está para comerselo, no me digais que no
La película me gustó mucho, no sé si porque el protagonista esta que quita el sentido o por….para que engañar, es por el protagonista, Noah Centineo, que se está llevando de calle a todas las adolescentes en Netflix (y también a las que abandonamos la adolescencia, para que engañarnos).

No obstante, la historia es interesante, simple, pero interesante, los diálogos son ágiles y la protagonista termina ganando tu corazón. No os voy a engañar, yo estoy en la treintena y estas historias de adolescentes que hacen de todo un mundo se me suelen hacer bola, pero en este caso la película tiene bastante ritmo, lo cual ayuda a que no decaiga el interés entre aquellos que hemos amansado nuestras hormonas y además la protagonista es bastante divertida e ingeniosa, lo cual es de agradecer en este mundo de pelis de adolescentes lerdas.
¡Gracias a dios Lara Jean tiene caracter en la película!
Como la película no hizo que me quisiera cortar las venas me animé a leer el libro, y entonces quise cortarme las venas. Seguramente las adolescentes que hayan leído los libros (sí, son tres: ¡horror!) quieran asesinarme ahora mismo, pero el libro me pareció soporífero, la protagonista una niña insegura y aburrida, y el chico protagonista un gilipollas con todas las letras, pero todas, nada que ver con el protagonista de la película, que vamos, quien le hubiera pillado con diez años menos….

No se parece en nada la historia que desarrolla el primer libro con la historia que desarrolla la película, en la que hay mucho, pero mucho menos drama absurdo adolescente, la película es mucho más sencilla, sin tantos altos y bajos hormonales, sin tantas peleas de “enamorados”, sin tanto drama, sin tanto ex….en fin, que el libro me pareció mucho más intenso, con mucho más del vecino buenorro, que en la película si que creo que desaprovechan un poco su figura, quizás porque la película de Netflix juega menos con los posibles triángulos amorosos de lo que lo hace el libro, que tira de este recurso una y otra vez.

Ahora me he enterado de que Netflix va a rodar la segunda parte y ahora sí que sí, se avecina triángulo amoroso, vamos que altas dosis de drama adolescente inundaran Netflix (yo abandono el barco, sorry).


P.D.: La protagonista, Lana Condor, tiene una serie en HBO que se llama Deadly Class que es absolutamente brutal. Esta basada en un comic y si no la habeis visto, estais tardando.

0 ♥ ♥ Comentarios ♥ ♥ :

Publicar un comentario

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo.
(Oscar Wilde)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© Leyendo entre horas 2014 | Plantilla Diseñada por Aubrey and me