miércoles, 31 de octubre de 2018

Feliz Halloween


Buenas tardes  y feliz Halloween a todos!!

Lo sé, llevo mucho tiempo desconectada, ausente, perdida, pero ya sabéis que me gustan mucho las fiestas especiales y Halloween empieza a ser una fiesta que disfruto mucho.

Mi plan para hoy por la tarde noche es recoger a mi enano, que va disfrazado de esqueleto, hacer perritos momias al horno y demás guarrerias y empezar con maratón infantil viendo COCO y luego cuando se duerma el enano darle duro a los clásicos. A mi Halloween me recuerda a Tim Burton, no lo puedo evitar, y como en casa tenemos todas sus películas, seguramente empecemos viendo a Vampira, luego La novia Cadáver y mi favorita, Pesadilla antes de navidad, que vale para esta fiesta, para navidad y para cualquier día, porque es la mejor película de la historia. He dicho.

Pero estaréis pensando ¿y esta petarda contándonos su vida? ¿Esto no era un blog sobre libros? Pues sí, soy una petarda, pero el motivo de esta entrada, además de para pasar  a saludar y deciros que os he echado mucho de menos, es para proponeros, hoy que es Halloween, un libro, una película y la serie, un todo, cuyo idea principal proviene de la escritora Shirley Jackson, una novelista, especializada en el género de terror y a la que el mismísimo Stephen King tiene como referente cuando habla de escritores que le han inspirado a lo largo de su carrera.

La obra de Shirley Jackson que más ha dado de sí y que ahora gracias a Netflix vuelve a estar más de moda que nunca es LA MALDICION DE HILL HOUSE.

El Libro del que mama la serie que está causando furor, creo que lleva bastante tiempo descatalogado, pero es sumamente recomendable si os gustan las historias de terror.

La maldición de Hill House es considerada una de las principales novelas de horror del siglo XX. El libro narra el inquietante experimento de John Montague, doctor en Filosofía y antropólogo, que lleva años entregado al estudio de «las perturbaciones psíquicas» que suelen manifestarse en las «casas encantadas». Infructuosamente ha buscado una casa idónea, cuando un día oye hablar de Hill House, una mansión solitaria y de siniestra reputación. Montague decide alquilarla y busca ayudantes dispuestos a pasar una temporada en ella: Eleanor, una mujer desdichada que, tras once años cuidando a su arisca madre inválida, se ha vuelto una persona solitaria; Theodora, joven alegre y curiosa, seleccionada por su increíble capacidad telepática; y Luke, vividor y mentiroso, incluido en el grupo por exigencia de la propietaria, su tía. El objetivo: tomar notas de cualquier fenómeno paranormal que se presente para documentar el libro sobre casas encantadas que prepara el doctor. 

Las alucinantes experiencias que vivirán en la casa será mejor que el lector las descubra por sí mismo.

El libro, que puede parecer lento al principio, es considerado un referente en el género de terror. Su prosa es cuidada, sus personajes están trabajados y mantiene en todo momento al lector en tensión. Si podéis haceros con él, os lo recomiendo encarecidamente.

Yo he de decir que no llegué primero al libro, sino que conocí a la escritora por la película de 1963, The Haunting, la sinopsis decía así: Trata de un pequeño grupo de personas que son invitados por un investigador paranormal a permanecer en una casa embrujada que toma vida. En el grupo se encuentra Eleanor, una joven insegura, cuyas habilidades psíquicas le hacen sospechar que de algún modo está conectada con los espíritus que todavía habitan la vieja mansión. 

La película británica es un clásico del terror que no logró quedar desbancada por la siguiente adaptación cinematográfica en 1999, de igual nombre, protagonizada por Liam Neeson, que a su vez tuvo su versión cómica y gamberra de la mano de Scary Movie 2. La segunda adaptación tiene más detractores que seguidores, pero debo decir que a mí me entretuvo bastante, así que aquí os dejo a vuestra elección cual ver.

Y para terminar, llegamos a la serie que lo está “petando” actualmente en Netflix y que como veréis no tiene absolutamente nada que ver con el libro ni con la película. Los creadores de la serie han preferido tomar el libro más bien como una guía, una inspiración a la hora de contar una historia aterradora, haciendo que “mame” de la psicología del libro y de su manera de presentar la historia y a los espíritus, pero no nos vamos a encontrar con los personajes que hay entre sus páginas.

Yo he de decir que me he pegado un maratón de la serie y que después me costó dormir bien varios días. Me ha parecido fascinante, aterradora y bastante original, pero me molesta que contando una historia tan diferente hayan escogido poner el mismo nombre de la novela con la que comparte más bien poco. Soy muy puritana para estas cosas y siempre pienso que se hace más para conseguir seguidores que para homenajear al autor. No obstante, os recomiendo encarecidamente que echéis un ojo a esta serie (abstenerse lo que sean sensibles del corazón porque te pegan unos sustos de infarto).

Y hasta aquí mi pequeña aportación para Halloween. Espero que seáis muy felices y que paséis una noche aterradoramente divertida.



2 ♥ ♥ Comentarios ♥ ♥ :

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo.
(Oscar Wilde)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
© Leyendo entre horas 2014 | Plantilla Diseñada por Aubrey and me